Resaca

Vacío de ti, de mi, de todo, vacío del mundo que nos daña y del dolor que la caricia del vino convirtió en palabra, en amor, en don fugaz de la ebriedad, en beso prolongado hasta la disolución final y el parto terrible del día y su tormenta

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s