Alice Barker

alice barkermira el rostro de la anciana de ciento dos años
viendo a la muchacha bailar con alegría
eran los años cuarenta y en los clubs nocturnos
era fácil olvidar las horas con el aleteo de la juventud
ahora que el aguacero ha deshecho – Alice Barker continúa>

Luz

ella nació un díaJilguero
y pronto el pájaro de la vida
se posó para cantar en su corazón

desde entonces todo en ella vuela
hasta la tristeza más adherida al otoño
y hay una canción de sueños y ansiedades
revoloteado siempre por su vida
como un jilguero de juego

ella nació un día
y pronto una luz madrugadora
acudió a visitarla

desde entonces todo en ella se lava
se ilumina
hasta la oscuridad más honda
que habita en los límites de la cordura
y la densa noche de piedra
que rompe a llorar de soledad
en el poema…

II

vino volcado

La sangre visible de lo invisible

¿quién apagará esta soledad
¿quién  estas llamas del silencio
en que arde la noche
y se hace irrespirable el aliento?
¿quién siente su aislamiento
como una dentellada de la fiera
como el amor herido
que derramó el vino
sobre un mantel tan blanco?
la copa que lo sostuvo
quebró su alma transparente
y se desangró sola
hasta quedar inerme
junto a la inocencia…

“Respice in me et miserere mei, quia unicus et pauper sum ego”
(Salmos,25:16)

Il faut sauver la singularité et rappeler la grandeur minuscule des histoires sans voix. Tant d’êtres qui se sont éffondrés délicatement au milieu du bruit de l’Histoire, sans qu’elle aie perçu la rayonnant agonie de sa beauté! – Ne t’arrêtes pas. Continue…>

“Respice in me et miserere mei, quia unicus et pauper sum ego”
(Salmos,25:16)

Hay que salvar la singularidad y recordar la grandeza minúscula de las historias sin voz. Tantos seres que se hundieron delicadamente en medio del ruido de la Historia, sin que esta haya percibido la radiante belleza de su agonía. – No te detengas ahora. Sigue leyendo>

Liège (Lieja)

Minientrada

gris que sueña con un hombre que lo sueña
reflejo de eternidad y aliento del frío

un corazón lento de reptil solitario y antiguo
silencia un grito de dolor en nuestros pasos

acude puntual el fantasma del amor
como un pájaro sin sombra
a hundir su vuelo en las opacidades del río
que saben esconderlo de la muerte…

La vieja serpiente azul de Lieja

La vieja serpiente azul de Lieja